fbpx
Fondos indexados mundo

Qué son los fondos indexados 🌎

Qué es lo primero que piensas cuando te hablan de una muy buena inversión?

Fondos Indexados: Ventajas y Desventajas de invertir

Quizá para ti la mejor inversión es aquella que consigue una gran rentabilidad. O quizá una que te permita tener el dinero siempre disponible. O puede que prefieras poco riesgo donde la posibilidad de perder dinero sea muy baja.

Pues bien, acabamos de mencionar los 3 principales factores que deberíamos tener en cuenta siempre antes de invertir:

  1. rentabilidad
  2. liquidez 
  3. riesgo

De hecho, no es del todo correcto hablar de buenas o malas inversiones de forma generalizada, ya que una inversión que puede ser muy buena para una persona, no lo será tanto para otra. 

Si eres una persona con poco dinero ahorrado y con ingresos bajos, una inversión con rentabilidades superiores al 10% puede que no sea apropiada para ti, ya que normalmente la rentabilidad va ligada al riesgo que vas a asumir y, para lograr una rentabilidad superior al 10%, lo más probable es que estés asumiendo un riesgo alto.

En el video de hoy, te hablaremos de una de las mejores inversiones que tenemos en la actualidad. O mejor dicho, una de las más equilibradas en cuanto al trinomio: rentabilidad, riesgo y liquidez. Una inversión que todo el mundo debería tener en su cartera.

Tanto si nunca antes has invertido, como si ya llevas tiempo haciéndolo, te recomendamos que destines gran parte de tu dinero a esta inversión, ya que le dará a mucha solidez a tu capital sin perder rentabilidad ni liquidez.

De esta manera, no solo estaremos invirtiendo bien, sino que además ganaremos confianza y seguridad, lo que nos permitirá también realizar otras inversiones algo más complejas y arriesgadas que explicaremos en próximos vídeos del canal, así que suscríbete para no perdértelas!

Siguiendo el trinomio rentabilidad – riesgo – liquidez, la inversión más equilibrada que existe actualmente y, en la cual deberías tener gran parte de tu capital, es a la vez, una de las más simples. 

Consiste en invertir en la totalidad de la economía global.

¿Qué significa exactamente? Pues que invertiremos en el mundo entero. Buscando así una de de las principales máximas de todo gran inversor: la diversificación. (O como se dice coloquialmente; no poner todos los huevos en la misma cesta.)

Y para ello, invertiremos en la mayoría de empresas que existen o, al menos, en una muestra muy representativa. Mediante esta estrategia, podremos invertir a la vez en grandes empresas como Google, Apple, Coca Cola, Microsoft, etc.

¿Pero invertir en empresas no es muy arriesgado?

Invertir en 2, 3 o incluso 20 empresas, puede ser muy arriesgado y podríamos llegar a perder mucho dinero. Pero si invertimos en 3000 empresas a la vez, la cosa cambia.

En realidad, estamos rodeados de empresas. 

Desde que nos levantamos; nos tomamos un café que ha creado una empresa.

Nos movemos en un coche que ha fabricado una empresa. 

Usamos un ordenador creado por una empresa. 

Hacemos la compra en un supermercado o cenamos en restaurantes, que son propiedad también de una o más empresas.

Casi todo lo que hacemos, usamos y consumimos son productos o servicios de empresas que buscarán crecer, ofrecer mejores productos o servicios a sus clientes y maximizar su beneficio.

Las empresas que lo hacen bien, crecen y las que lo hacen mal, desaparecen.

Los inversores que invierten su dinero en las empresas que crecen, ven como su dinero se multiplica, mientras que los que invierten en las que lo hacen mal, pueden perder todo su dinero.

Entonces, para ver crecer nuestro dinero tan solo tenemos que seleccionar las buenas empresas y esperar sentados a ver cómo crecen, ¿no?

Bueno, no es tan fácil.

Este ha sido el rendimiento de unas de las mejores empresas en los últimos 10 años.

  • Netflix (x58)
  • Domino’s Pizza (x32)
  • Amazon (x29)
  • Starbucks (x16)
  • Apple (x11)

Y estas han sido unas de las peores:

  • Kodak -93%
  • Nokia -85%
  • Xerox -81%

Si hubiéramos invertido en Netflix, Domino’s pizza o Amazon, habríamos multiplicado nuestro dinero x50 o x30. En cambio, si hubiéramos invertido en Kodak o Nokia, habríamos perdido casi todo nuestro dinero.

El problema está en que acertar con las empresas que lo van a hacer bien e invertir en ellas, es algo verdaderamente complicado.

Incluso las mentes más brillantes del mundo y expertos que dedican toda su vida al análisis de empresas, patrones y tendencias, no consiguen escoger bien a largo plazo.

De hecho, está demostrado que ni tan siquiera los mejores inversores consiguen batir el crecimiento del mercado. Según varios estudios, cerca del 90% no lo consigue a largo plazo. Y los pocos que lo consiguen, no suelen hacerlo por más de 10 años consecutivos. (Aunque sí hay algunos pocos inversores muy famosos que lo han conseguido, si sabes quién, escríbelo en los comentarios!)

Por lo tanto:

  1. ¿Si ni los grandes expertos que se dedican a ello profesionalmente, consiguen batir al mercado, lo vamos a conseguir nosotros invirtiendo por nuestra cuenta?
  2. Si el 90% no baten al mercado, cómo encontramos el 10% que sí lo consigue? 

La estadística está en nuestra contra. No tiene sentido intentarlo.

Por eso, en lugar de intentar escoger las mejores empresas por nuestra cuenta o intentar encontrar a los mejores inversores para darles nuestro dinero y que inviertan por nosotros, lo que haremos será directamente invertir en el mercado.

Invertiremos en todo el mundo y nos anclaremos a su crecimiento, que ha sido de entorno al 7% anual durante toda la historia, contando incluso las grandes crisis y caídas de 2001 y 2008.

¿Un 7% anual te parece poco? Si es así, te recomendamos que le eches un vistazo a nuestro vídeo de interés compuesto! Te sorprenderá.

¿Y cómo lo hacemos? Invirtiendo en fondos indexados. Así nos estaremos aprovechando del crecimiento de toda la economía mundial.

Cómo invertir en todo el mercado

Con más de 45.000 empresas en todo el mundo, ¿cómo podríamos invertir en todas a la vez?

En el pasado, era casi imposible. La única manera de hacerlo habría sido invertir una a una, pero habríamos necesitado mucho dinero (y mucho tiempo libre…).

Fue gracias a la aparición de Vanguard que todo cambió. El primer fondo indexado que compraba de manera automática todas las empresas que pertenecían a un índice concreto.

Una acción de Amazon cuesta 1.800 dólares, una de Google, 1.100 y, si quisiéramos diversificar, necesitaríamos mucho dinero para construir una cartera equilibrada con acciones de varias empresas como estas.

En cambio, fondos como los de Vanguard, nos permiten invertir en cientos o miles de empresas, entre las cuales se incluyen Amazon o Google, con una inversión inicial mucho más baja.

Fondo indexado S&P 500 Vanguard

Por ejemplo, este fondo de Vanguard, coge las 500 empresas más grandes de EEUU, replicando el índice del S&P 500.

Empresas como Google, Amazon, Apple, Facebook o Netflix, están en este índice y Vanguard las compra todas.

Lo mismo ocurre con el Vanguard European stock index fund, que replica el índice europeo con las empresas más grandes de Europa cogiendo un total de 1.354 empresas, entre las cuales están Nestlé, Louis Vuitton, Siemens, Airbus o Adidas.

Y así, para cada índice se han creado fondos indexados que compran automáticamente acciones de todas las empresas que los componen.

Estos fondos, compran y venden acciones de manera automática. No hay personas detrás tratando de adivinar qué empresas lo harán mejor o peor a largo plazo. Simplemente, se compran las acciones de empresas que forman parte del índice. Si una empresa, deja de formar parte del índice, se vende y si una nueva empresa entra en el índice, se compra automáticamente. 

Gracias a la automatización, se consiguen reducir mucho los costes, lo cual acaba siendo muy positivo para el inversor a largo plazo.

Para replicar la economía mundial, tenemos 3 opciones:

  1. invertir en fondos globales como el Vanguard Total World stock Index fund, que incluye más de 8.000 empresas, tanto americanas, como europeas, como emergentes.
  2. Combinar fondos indexados por nuestra cuenta, según nuestras preferencias. 
  3. O por último, optar por la automatización y optimización confiando en un roboadvisor.

Las 3 opciones nos permitirán empezar a invertir en todo el mundo con capitales mucho más accesibles para cualquier inversor. 

Tanto si optamos por la primera como por la segunda, los costes serán algo inferiores pero tendremos más trabajo a la hora de seleccionar los fondos y seguramente tendremos que revisar y rebalancear la cartera de forma manual cada cierto tiempo.

Si en cambio, optamos por la tercera opción, tan solo nos tendremos que preocupar de invertir el dinero en la plataforma y ésta escogerá automáticamente la mejor combinación de fondos según nuestro perfil.

Si nunca antes has invertido, te recomendamos que optes por la tercera opción; los roboadvisors.

Es la opción más simple y la mejor para empezar.

Escojas lo que escojas tendrás que hacer un test de conveniencia para saber tu perfil de riesgo.

Sé sincero porque de ello dependerá tu inversión.

Las emociones nos pueden traicionar a todos y lo más normal es que pensemos que somos capaces de aguantar una caída cuando en realidad no sabemos cómo nos puede afectar. Incluso invirtiendo en el mundo, siempre habrá caídas, pero si somos constantes veremos la recompensa a largo plazo.

El perfil de riesgo va ligado a tus conocimientos de inversión, a tu capacidad económica y a tu capacidad de soportar caídas de mercado.

La volatilidad de tu cartera dependerá de todo ello.

Cuanto más alta sea la volatilidad, más fuertes serán los movimientos. Tanto las subidas, como las bajadas. 

Si tu perfil de riesgo es alto, aspiras a más rentabilidad, pero puede que tu cartera sufra caídas importantes. Si tu perfil de riesgo es bajo, la rentabilidad potencial será menor, pero más estable.

Para entenderlo mejor: la acción A es muy volátil mientras que la acción B no lo es. Si hacemos seguimiento de su precio, veremos que, a pesar de que la acción A se mueve mucho y que a menudo está por debajo de la B, al final acabará dando mejor rentabilidad.

Para un inversor con gran tolerancia al riesgo, la acción A tendrá mucho sentido, pero será un gran error para alguien que no tolere bien el riesgo y que busque estabilidad.

Ventajas de invertir en fondos indexados

  • La simplicidad → es fácil de entender y fácil de empezar
  • La diversificación → Muchos tipos de empresa, diferentes geografías y tamaños… (+1.000)
  • Un equilibrio perfecto del trinomio rentabilidad – riesgo – liquidez
  • Un histórico rentabilidad positiva de más de 50 años
  • La seguridad → invirtiendo en las empresas más grandes del mundo, es muy poco probable que caigan todas
  • Por la transparencia → Ya que puedes saber en todo momento en qué empresas estás invirtiendo
  • Por la magia del interés compuesto a largo plazo. 
  • Y por los menores costes → entre 3 y 4 veces inferior a los bancos y fondos tradicionales

Inconvenientes de invertir en fondos indexados

  • Es posible que empieces perdiendo, ya que el mercado puede caer en cualquier momento
  • Requiere mucha paciencia y una gran capacidad de control emociones (tanto cuando sube como cuando baja)
  • Nunca superaras la rentabilidad del mercado
  • Es una estrategia algo aburrida

Para terminar, analicemos un poco más los 3 principios clave de una inversión:

1. Rentabilidad

La rentabilidad media histórica del mercado está entorno al 7% anual. A pesar de las fuertes caídas que ha podido sufrir la bolsa, a largo plazo siempre ha subido. 

Fondo indexado S&P 500 Vanguard

2. Riesgo

Invirtiendo en miles de empresas a la vez, lo peor que podría pasar sería que hubiese una crisis mundial, como la de 2001 o la del 2007. Durante los años de esas crisis, todas las empresas se vieron arrastradas por el sentimiento negativo y hubo caídas generalizadas. A pesar de ello, el mercado siempre se ha recuperado y la economía global ha seguido creciendo ofreciendo rentabilidades positivas a largo plazo.

Qué es lo peor que podría pasar?

Pues que podrías llegar a ver una caída de un 40% en un año puntual, como pasó en 2007, pero seguramente, pasados un par de años ya habrías recuperado todo lo perdido.

3. Liquidez

Gracias al volumen del mercado, existe mucha liquidez, por lo que invirtiendo  en fondos indexados, lo habitual es poder retirar el dinero en un máximo de 2 o 3 días. Esta es una de las grandes ventajas respecto a la liquidez que ofrece, por ejemplo, el sector inmobiliario, donde pueden pasar meses o incluso años hasta que logras vender una propiedad. 

Hasta aquí la teoría. Y ahora…

¿Cómo empezar a invertir en fondos indexados?

Si no tienes experiencia, nuestra recomendación es que inviertas en roboadvisors reconocidos. Existen varios que te permiten acceder a fondos indexados.

Aquí tienes una tabla comparativa de los mejores roboadvisors.

Nosotros hemos probado Indexa Capital, Inbestme y Finizens.

Los 3 son parecidos. Cuentan con un gran equipo y grandes inversores detrás, pero actualmente el que está liderando el mercado es Indexa Capital y es el que estamos usando nosotros desde 2016 con una rentabilidad acumulada del 26%.

Cuenta ya con más de 10.000 inversores y 250 millones de euros gestionados, lo cual es bueno para nosotros porque cuanto más volumen, más bajan las comisiones y mejora nuestra rentabilidad.

Puedes empezar a invertir con cualquiera de los 3 mencionados, pero si te interesa empezar con el que usamos nosotros, te dejamos esta invitación con la que no pagarás sus comisiones hasta los 10.000€ gestionados durante del primer año.

Si tienes dudas, puedes escribirlas en los comentarios o a través de la página de contacto.

2 comentarios en “Qué son los fondos indexados 🌎”

  1. Hola me gusta como explicais las cosas ya que son muy faciles de entender
    sobre todo para alguien como yo que no tengo ni idea de inversion, finanzas,etc…. De hecho recintemente he abierto un fondo con indexa.
    Con los videos se entiende todo mucho mejor..Seguir asi!!

    Gracias…

    Responder
    • Muchas gracias, Joseba! Felices de que te sirva. Ánimo con el aprendizaje! Seguiremos subiendo vídeos similares, así que atento! 🙂

      Responder

Deja un comentario